Windows 8, reimaginando el escritorio.


 

¿Qué hay mejor que empezar un mes con un nuevo sistema operativo en la mesa? Bueno, por lo menos encima de la mesa, porque no se puede comprar aún. Estamos en Build Windows, conferencia mundial para más de 5000 desarrolladores en la que Microsoft está mostrando el futuro Windows 8.

Durante ayer lunes hemos podido ver de primera mano cómo es y cómo funciona Windows 8, la nueva versión. Por ahora no tiene fecha de lanzamiento, pero seguramente tengamos una beta de desarrolladores dentro de muy poco para poder jugar con ella.

Windows 8 es una versión completamente reimaginada de Windows. Pasamos de Windows 7, un sistema operativo optimizado para ordenadores personales, a Windows 8, un sistema operativo cambiado desde el núcleo para que pueda funcionar con nuevos procesadores ARM en tablets o con tablets de procesador Intel (que existen), pero además está reimaginado para usarse en pantallas táctiles, y es ahí donde todo cambia para Windows 8.

La unión entre el escritorio (Windows 7) y la pantalla táctil (Windows Phone 7)

Desde el punto de vista más tradicional, va a ser realmente extraño para los usuarios de escritorio que usan un ratón y un teclado el nuevo Windows 8. Está optimizado para el uso de pantallas táctiles, sí, pero no hay ningún problema para usarlo con tu teclado y tu ratón de toda la vida.

Microsoft parece que ha visto, quizá algo tarde, cómo las pantallas táctiles están cada vez en más dispositivos, desde el smartphone que usamos todos los días antes incluso de poner un pie en el suelo, hasta ya algunos ordendores personales de escritorio que son capaces de tener grandes pantallas táctiles. Es por eso que Windows 8 cambia radicalmente de estilo.

Esta reimaginación pasa por un cambio radica en la forma que cuando entras a tu cuenta ves tus aplicaciones y ahí es cuando entra en escena el nuevo Start Screen, que no es una capa o una aplicación que funciona por encima de Windows como podría ser algunas interfaces que marcas de fabricantes de PC usan, sino que está integrado en el kernel de Windows, parte delshell.

Es la nueva primera pantalla que verás al entrar en Windows 8, donde se muestra un mosaico de aplicaciones (muy similar a Windows Phone 7) en la que éstas funcionan en pequeños cuadrados o rectángulos, mostrando continuamente información en vivo, desde nuevas fotos que cargas de tus redes sociales o tu blog favorito (léase Bitelia) con su último post.

Todos los cuadros son configurables y puedes moverlos de un lado a otro, creando pequeños grupos de aplicaciones, como por ejemplo añadir todas tus aplicaciones de vídeo en un grupo, un grupo con las últimas noticias de un puñado de blogs que leas siempre o tus contactos con los que más te pones en contacto en otro grupo diferente. De nuevo, el diseño de Start Screen es muy similar a Windows Phone 7, compartiendo transiciones, animaciones y características entre ambos.

Y es que seguramente lo que mejor describa Windows 8 es la unión entre el escritorio de Windows 7 y la interfaz de Windows Phone 7 para pantallas táctiles. Y sorprendentemente, lo han hecho muy bien.

Lo más interesante de Start Screen es que está desarrollado en poco más que HTML, CSS y Javascript, lo que va a hacer muy sencillo a muchísimos desarrolladores crear nuevas aplicaciones.

Veamos una por una algunas de las novedades.

Nuevas formas de login

¿Como entras en tu ordenador? Lo enciendes y si te preocupas un mínimo por la seguridad de tus datos, tendrás tu cuenta de usuario bloqueada con una contraseña, que normalmente es una palabra o una serie de caracteres. Una de las novedades en Windows 8 es el nuevoPicture Password, un sistema de desbloqueo de cuentas que usa gestos táctiles.

Es quizá bastante similar a los patrones de desbloqueo de Android, pero con un gran cambio, que no solo permite usar un patrón, también permite usar toques.

Todo se basa en configurar una foto personal como base para este nuevo patrón, por ejemplo piensa en la foto de la cara de una persona a la que tienes el suficiente cariño como para ponerla como pantalla de desbloqueo. En la configuración de desbloqueo puedes configurar que el patrón sea, por ejemplo el siguiente: toque en ojo izquierdo, toque en nariz, toque en ojo derecho y deslizar el dedo de la nariz al ojo derecho. Y con este gesto desbloqueas tu cuenta.

Es lo suficientemente complicado como para ser un patrón muy personal, tanto o más como una palabra o una frase. Pero claro, aquí es cuando entra un pequeño problema que tienen las pantallas táctiles, que puedes dejar un rastro en la pantalla que sea lo suficientemente visible como para “reconocer el patrón”. Lo bueno es que al menos funcionará igual de bien con un ratón, sin dejar ningún rastro en la pantalla.

Compartir es más fácil

Windows 8 incluye una nueva barra de información integrada en todas las aplicaciones y en el sistema operativo que se muestra en el borde derecho. Se muestra cada vez que pasas el mouse por el borde derecho.

Esta barra muestra unas pocas pero fundamentales opciones para el sistema operativo como son búsqueda, compartir, botón de inicio que te lleva a la Start Screen, dispositivos y configuración. Estas son las opciones básicas que necesitarás para funcionar con otras aplicaciones. Por ejemplo, mientras navegas usando el nuevo Internet Explorer 10 (y esperemos que para cuando Windows 8 salga a la venta el resto de operadores sea compatible con esta función) o mientras estás viendo una foto o un vídeo, con sacar este menú y pulsar sobre compartir, te permitirá elegir una aplicación, ya sea el email o una aplicación de una red social. Directamente desde una pequeña banda a un lateral de tu pantalla, sin perder el foco del contenido que quieres compartir, podrás enviar vía email usando servicios como Skydrive.

Es una de las características que más pueden gustar de Windows 8, poder compartir de una forma mucho más sencilla cualquier contenido que tengas en tu PC.

Multitarea, de forma más visible

Con la llegada de Metro, la interfaz gráfica de Windows 8 que ya está presente en Windows Phone 7, se añaden nuevas formas no vistas antes en los anteriores Windows para mostrar las aplicaciones. Microsoft, en un intento de unificar interfaces sea cual sea el terminal desde que estás trabajando, ha incluído una forma interesante de mostrar dos “aplicaciones Metro” abiertas, y es que una de ellas ocupará la mayor parte de la pantalla mientras que otra de ellas ocupa el resto, siempre siendo menor el porcentaje y pudiendo variar el ancho de cada pantalla.

Es más gráfico imaginárselo con dos aplicaciones, un vídeo reproduciéndose e Internet Explorer. El vídeo puede ocupar una parte pequeña de la barra lateral, mientras que el navegador ocupa más espacio mientras estás navegando por internet.

Esto no quiere decir que la multitarea tal y como se conoce en Windows acabe, para nada. Hay que diferenciar que ahora Windows tiene dos tipos de aplicaicones, las que todos conocemos y hemos usado hasta ahora en las que ejecutas Setup.exe y ahora las “aplicaciones Metro”, especialmente diseñadas para funcionar bajo “Start Screen” y que se instalan desde la tienda de aplicaciones.

Windows Store

Windows 8 integrará una tienda de aplicaciones propia, algo que se lleva rumoreando desde hace bastante tiempo en internet, aunque las primeras informaciones fueron falsas porque se mostraba una tienda de China y no una tienda oficial. Lo cierto es que Windows 8 integrará su propia tienda de aplicaciones.

Es simple, su belleza reside en que es una “aplicación Metro” construida con las mismas herramientas que los desarrolladores tienen a su alcance.

La tienda de apps de Windows 8 incluye las funciones que hemos podido ver en la Mac App Store de Apple, es decir, sincronización de tu cuenta de Windows Live y con tus diferentes máquinas. Si compras una aplicación en uno de tus ordenadores, la licencia automáticamente se guarda en tu ordenador y se puede descargar desde otro ordenador, sin tener que comprar de nuevo la aplicación.

Aplicaciones en Windows 8

Como decía un par de líneas más arriba, que Windows 8 tenga las nuevas “aplicaciones Metro”, no quiere decir que el resto de aplicaciones no vayan a funcionar bien. Al contrario, algo que promete Microsoft es que todas las aplicaciones de Windows 7 podrán funcionar sin problemas en Windows 8.

La diferencia es que ahora hay una nueva forma de crear aplicaciones mucho más simples y optimizadas para la nueva interfaz principal.

Pero al contrario que las aplicaciones tradicionales, las “aplicaciones Metro” funcionan de tal forma que toda la pantalla es para la aplicación, no hay barra de herramientas, ni barra de Windows, el 100% de la pantalla es para la aplicación y eso es una gran noticia para que te centres en ella y no en otros elementos que te despistan. No se puede negar que hay cierta similitud con OS X Lion, que también es capaz de mostrar las aplicaciones en pantalla completa, mostrándote solo esta aplicación y centrarte en ella.

¿Qué pasa con el escritorio?

Pero… ¿dónde está el escritorio de Windows? ¿Ese, el que he usado toda la vida? ¿Qué ha sido de él? Antes de que te pienses pasar a alguna otra plataforma, tranquilidad, el escritorio de toda la vida está ahí, donde siempre. Windows 8 será configurable, inicialmente te mostrará la nueva interfaz Metro, pero si eres de las personas más puritanas, o por qué no, para las empresas que no quieren tener estas opciones en sus ordenadores, se podrá desactivar que se muestre al inicio. No es que se pueda desinstalar, ya que esta nueva interfaz está integrada en todo el sistema operativo.

Algo que cambia por completo en el escritorio es el botón de Windows, que ya no es un menú, es acceso directo a “Start Screen”, aunque con el botón derecho seguirá mostrando un menú conextual con opciones.

Se han renovado aplicaciones conocidas por todos nosotros, como el Gestor de tareas que ahora muestra más información de tareas activas y nuevos gráficos más detallados. También tenemos una nueva visión avanzada a la hora de copiar archivos, mostrando un gráfico de la transferencia de los archivos en tiempo real.

Nuevo menú “Ribbon” en el Explorador

Esta ha sido una de las características más comentadas de las filtraciones sobre la interfaz de Windows 8 en su forma más tradicional heredada de Windows Vista o Windows 7. Windows ahora incluye en todas sus aplicaciones (excepto Internet Explorer), incluido el Explorador, el menú “Ribbon”. Para los no familiarizados con el nombre, es el menú configurable con acciones que se puede encontrar, por ejemplo, en aplicaciones como Pain o las aplicaciones de Office.

Ha sido duramente criticado porque aumenta muchos píxeles de altura a una barra, aunque en realidad no reduce la visibilidad de archivos porque se ha quitado la barra inferior de información. Seguramente aquí la mayoría de las personas sean tajantes: o te gusta o lo odias.

La buena noticia sobre Ribbon en el Explorador de Windows es que se puede esconder sin ningún problema y añadir algunos píxeles de visibilidad para archivos. Pero la idea de Ribbon es el poder tener todas las opciones más comunes a la vista y no tener que aprender atajos de teclado o usar menús, un simple click es suficiente para hacer una acción.

Personalmente veo que Microsoft con Ribbon ha dado un giro en su política de hacer el sistema operativo más sencillo a más difícil de entender. Seguro que Ribbon es mucho más sencillo si por ejemplo quieres mover unos archivos y hacerlo con dos simples clicks, pero es demasiada información, e incluso algo desordenada. Debes de prestar mucha atención a una barra y buscar un botón que hace un comando que deseas. Hay mejores formas de mostrar acciones, los menús son una de ellas. Pero claro, en este tipo de temas y como digo antes, o eres un fiel de Ribbon, o lo detestas.

Internet Explorer 10

Es muy curioso lo que Microsoft ha hecho con Internet Explorer en Windows 8, se podría decir que en Windows 8 existen dos navegadores Internet Explorer 10, uno que ejecutas con estilo Metro desde Start Screen y otro que abres desde el escritorio regular. Son dos aplicaciones idénticas excepto en la interfaz, ya que en la “versión Metro” podemos ver como ha heredado el diseño de Internet Explorer que llega en Windows Phone 7 “Mango”.

Con una gran barra superior donde podemos ver las pestañas que tenemos abiertas y en la parte inferior la barra de direcciones, es una opción que sólo se muestra cuando se está en pantalla completa. Pero son dos aplicaciones separadas, porque no se sincronizan de una forma en la que si pasas desde Internet Explorer “en formato Metro”, no se verá en la versión de escritorio tradicional.

Via | Bitelia.COm

  1. No trackbacks yet.

Y tu ¿Que tienes que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: